Argentina Destacadas

Murió Hebe de Bonafini, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos

La histórica presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, falleció este domingo 20 de noviembre a los 93 años. “Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional, no debe ser casualidad”, señaló Cristina Fernández de Kirchner tras dar a conocer la noticia. Líderes de Latinoamérica la despidieron con emotivos mensajes.

A los 93 años, murió este domingo Hebe de Bonafini, la presidenta y cofundadora de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y protagonista central de las primeras marchas por la aparición con vida de los 30 mil detenidos desaparecidos secuestrados durante la dictadura cívico militar que se extendió entre 1976 y 1983, un compromiso de lucha que mantuvo hasta el final de su vida.

Protagonista de innumerables homenajes y premios en Argentina y en mundo, poco antes de su internación había sido el eje de una muestra fotográfica sobre su vida titulada “Hebe de Bonafini, una madre rev/belada”, realizada en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

La muestra está basada en una selección de fotos basada en el libro “Los Caminos de la Vida”, de Ulises Gorini, sobre de la historia de la titular de Madres de Plaza de Mayo y en la presentación la dirigente contó detalles desconocidos de su vida.

“Tuve a mis hijos que me enseñaron lo que es la política y yo me olvidé de quién era el día que ellos desaparecieron; nunca más pensé en mi”, expresó en ese momento.

Había nacido en la ciudad de Ensenada el 4 de diciembre de 1928 y en 1942 se casó Humberto Bonafini, con quien tuvo tres hijos: Jorge Omar, Raúl Alfredo y María Alejandra.

A comienzos de 1977 su hijo mayor Omar fue secuestrado y desaparecido en La Plata, y en diciembre de ese mismo año corrió la misma suerte su otro hijo, Raúl. Además, al año siguiente desapareció su nuera, María Elena Bugnone Cepeda, esposa de Jorge.

Su labor al frente de Madres de Plaza de Mayo

Hebe María Pastor de Bonafini inició su tarea como presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo en 1979, luego del secuestro y desaparición de la primera titular Azucena Villaflor, entidad en la que se destacó por la lucha por los derechos humanos, contra la impunidad de los culpables de crímenes de lesa humanidad, junto a la reivindicación de la militancia revolucionaria de los detenidos desaparecidos y asesinados.

Hebe no sólo reivindicó las luchas de sus propios hijos, sino que impulsó el reclamo colectivo de las Madres: “Todos son nuestros hijos”. Siguió su lucha sola aún después de la muerte de su esposo, ocurrida en septiembre de 1982.

Como titular de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, promovió el crecimiento de esa institución. Impulsó la creación de un instituto universitario nacional, un periódico, una radio, una casa cultural y una librería. Además administran el centro cultural de las exESMA.

Estos hitos coinciden con sus ideas de que los derechos humanos debían conjugarse con los derechos sociales. De la mano de esa concepción nunca ocultó sus preferencias políticas que quedaron expresadas en sus posiciones intransigentes ante las desigualdades.

Luego de la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia en 2003, por primera hizo pública su adhesión a un Gobierno que abrazó hasta diciembre de 2015 cuando Cristina Kirchner dejó la Casa Rosada. Durante los más de 12 años de gobiernos kirchneristas, la asociación interrumpió sus históricas “marchas de la Resistencia” que protagonizaba cada año desde 1981.

Con la muerte del expresidente Kirchner el 27 de octubre de 2010, Bonafini declaró que había muerto un hijo de las Madres. Hebe también defendió a gobiernos y líderes de izquierda de toda la región, entre ellos Fidel Castro, Lula da Silva, Hugo Chávez y Evo Morales.

Bonafini, figura central de la recuperación democrática, también estuvo en las calles defendiendo de democracia durante los alzamientos carapintadas contra los expresidentes Raúl Alfonsín y Carlos Menem, fue una ferviente opositora a los indultos en favor de los genocidas que otorgó este último.

Junto a las Madres estuvo en la Plaza de Mayo en las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 enfrentando la represión del gobierno del radical Fernando de la Rúa contra los manifestantes, donde hubo decenas de muertos.

Su preocupación social se mantuvo intacta a pesar de las difamaciones y maniobras en su contra, durante el gobierno de Cambiemos organizaba charlas y “mateadas” con los jóvenes y recibía donaciones de alimentos para llevar a barrios populares del conurbano, acción que realizaban las Madres sin que tuviera trascendencia pública, por decisión de ellas.

Se enfrentó al gobierno de Mauricio Macri desde el primer día, cuando retomó las marchas de la Resistencia. En agosto de 2016 una multitud se congregó en las puertas de la Casa de las Madres cuando trascendió que podría ser detenida y llevada a la fuerza a declarar a los tribunales de Comodoro Py.

Luego de haber mantenido una crítica y distante relación con Jorge Bergoglio cuando era arzobispo de la ciudad de Buenos Aires, el vínculo entre ambos cambió cuando fue consagrado Pontífice. Francisco mantenía una comunicación constante con Bonafini a quien llamaba con cierta frecuencia preocupado por la salud de Hebe, quien lo visitó en el Vaticano en 2016.

LOS EMOTIVOS MENSAJES DE LÍDERES POLÍTICOS DE AMÉRICA LATINA

Presidentes y expresidentes de distintas partes del mundo, como Evo Morales, Luiz Inacio “Lula” Da Silva, Rafael Correa, Xiomara Castro de Zelaya, Gabriel Boric y “Pepe” Mujica expresaron su pesar por la muerte de Hebe de Bonafini, a la vez que destacaron su “incansable” lucha por los derechos humanos. “Es un ejemplo para las nuevas generaciones”, aseguró el exmandatario boliviano Evo Morales, mientras que el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló: “¡Gracias por tanto, Hebe heroica y querida!. Por ti… ¡vamos a vencer!”.

Morales indicó que se sentía “muy triste y consternado por su partida” y agregó que “su lucha incansable e incorruptible contra las dictaduras por memoria, verdad y justicia es un ejemplo para las nuevas generaciones”. El actual mandatario de Bolivia, Luis Arce, agregó que “su vida y su compromiso con las causas justas se constituyen en un gran legado que acompañará siempre la lucha de nuestros pueblos”.

El presidente electo de Brasil, por su parte, indicó que había recibido “con tristeza la noticia” y recordó que “a Hebe le secuestraron y desaparecieron dos hijos durante la dictadura en Argentina” y que “encabezó marchas silenciosas por la paz y la justicia”. El líder político y sindical brasileño agregó que “su lucha y perseverancia siguen siendo un ejemplo para quienes creen en un mundo más democrático”. Con el mismo pesar, el expresidente uruguayo, José “Pepe” Mujica, señaló que Hebe fue “una epopeya, siempre luchando, nunca abdicando”, y destacó que “se va una luchadora”. “Ojalá que florezca su ejemplo en multitudes de mujeres del pueblo argentino y latinoamericano”, afirmó.

En tanto, el presidente de Chile, Gabriel Boric, envió su “más sentido pésame al pueblo argentino” y expresó que la despide “con profundo respeto y admiración por su lucha”; y el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel aseguró la muerte de Bonafini “duele a Cuba como la de un ser cercano y querido”. “Siempre la recordaremos condenando a los genocidas y peleando por el mundo justo que defendían sus hijos. Nuestras condolencias a familiares y toda Argentina”, manifestó.

Noticias relacionadas

Deja un comentario