Cultura

A 100 años del nacimiento del gran poeta salteño Víctor Lima

El miércoles 16 de junio de 2021 se conmemoró el centenario del nacimiento del poeta y compositor salteño Víctor Lima, nombre fundamental en la historia de la canción uruguaya de raíz folclórica. En las décadas del 50 y 60 el artista cimentó su obra en el paisaje geográfico y humano; fue difundida principalmente por el dúo musical uruguayo “Los Olimareños”.

Nació el 16 de junio de 1921 en Salto, en calle Uruguay Nº 829, frente a la casa donde vivió Horacio Quiroga sus años de niñez y juventud. Fue hijo de Francisco Lima Onetti y de Mercedes Santana, y tuvo cuatro hermanos: Rodolfo Alberto, Raúl, Nilda y Lidia Renée.

Sus primeros años los pasó en la estancia de su abuelo en la zona del río Arapey Chico, en Zanja del Cobre. No terminó sus estudios secundarios y dedicó esos años a componer versos.

Con 16 años se trasladó a Montevideo e ingresó en el Ejército, a instancias del padre del escritor Juan Carlos Onetti, primo de su padre. Permaneció dos años hasta que desertó y se trasladó a Buenos Aires donde residió cinco años.

Su primer libro de poemas fue publicado por Ediciones Pueblos Unidos en 1948, Canto del Salto Oriental. Uno de los principales ejes temáticos de su obra poética es la inserción en el paisaje del hombre y la mujer.

En este libro están publicadas sus primeras canciones, como Aire Salteño, Vegetal; La Naranja, Pequeña elegía a un naranjo muerto, Tres Momentos, Salto Grande, Litoral, Canción del Jangador y Canción de los dos arroyos. Entre las letras hay canciones dedicadas a los estudiantes y otras donde aparecen personajes del pueblo como lavanderas y niños pobres.

Se integró a la actividad cultural salteña de los años 1950 formando parte de la Asociación «Horacio Quiroga», también integrada por el escritor Enrique Amorim.

Viajó al río Olimar en Treinta y Tres donde se estableció durante un tiempo y conoció a Rubén Lena y a Los Olimareños. Con ellos inició una colaboración que duró hasta su fallecimiento.

Regresó a Salto, enfermo pero en actividad, llegando a tener 120 poesías en un cuaderno. Fue internado en el hospital Salto al complicarse su enfermedad, pero solía escaparse al no soportar la quietud y el encierro.

Falleció el 6 de diciembre de 1969 al arrojarse a las aguas del río Uruguay para poner fin a su vida. Su madre había fallecido un mes y tres días antes.

Su segundo libro, Milongas de Peñaflor, fue editado seis días después de su muerte, el 12 de diciembre de 1969.

En 2010 se publicaron sus obras completas bajo el título Víctor Lima, obras completas, en edición preparada por su sobrino, el periodista y director de teatro Roberto Lucero. En 2009 se publicó la antología Víctor Lima – Con guitarra y sin guitarra con selección, prólogo y notas de Leonardo Garet.

Deja un comentario