Destacadas Internacional

Tenso cruce entre los presidentes de Cuba y Uruguay en la cumbre de la CELAC

El presidente de Cuba dio respuesta puntual a las declaraciones del mandatario de Uruguay. “El coraje del pueblo cubano se demostró por seis décadas. Escuche usted a su pueblo que juntó más de 700 mil firmas contra la LUC (Ley de Urgente Consideración)”, dijo Miguel Díaz-Canel.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se defendió de las declaraciones vertidas por el mandatario de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en el marco de la VI Cumbre de la Celac luego que el segundo expresó la “preocupación” de su Gobierno por la situación política en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

En un inusual intercambio de comentarios al término de la presentación de los oradores en la reunión de alto nivel de la Comunidad de América Latina y el Caribe (Celac), Díaz-Canel sostuvo que Lacalle Pou denota un desconocimiento de la realidad en Cuba.

“El coraje del pueblo cubano se demostró por seis décadas. Escuche usted a su pueblo que juntó más de 700 mil firmas contra la LUC (Ley de Urgente Consideración). El monroísmo y la OEA es lo que acaba de defender usted”, puntualizó el mandatario cubano.

“Escuche usted a su pueblo que recogió más de 700 mil firmas contra su paquetazo neoliberal”, agregó Díaz Canel. En referencia a la movilización del jueves 16 de septiembre, en donde miles de trabajadores pararon, se concentraron y escucharon a los oradores de una jornada que el presidente definió como “política”.

Uruguay: una multitud se movilizó contra el gobierno de Lacalle Pou

El bloqueo es el principal obstáculo de los problemas actuales en la isla, y en su intervención no lo menciona, indicó el presidente cubano.

El jefe de Estado cubano le recordó a Lacalles Pou que no mencionó la inestabilidad y especulación financiera, la deuda externa impagable y la pobreza y desigualdad que ese sistema genera, y el abismo existente entre el norte rico y el sur pobre por esa discriminación que también apoya la OEA.

La OEA está al servicio de Estados Unidos en el aislamiento a Cuba y apoya las intervenciones militares, las dictaduras, incluso en su país, Uruguay, los crímenes y desapariciones, y los intentos de contener la resistencia de los pueblos latinoamericanos y caribeños, subrayó.

“Él sabe que la OEA guarda silencio ante las torturas y asesinatos, y no es en Cuba donde hay desaparecidos ni donde surgen esos hechos, y es esa institución la que generó y apoyó el golpe de Estado en Bolivia. Y eso es lo que ha tratado de defender aquí el presidente de Uruguay”, precisó.

A Lacalle se le dio el derecho de contrarréplica y respondió con una canción contra la Revolución cubana, lo que fue también rebatido por Díaz-Canel, quien le dijo que tenía muy mal gusto musical y lo emplazó a que busque lugar y espacio para discutir todos los temas que desee públicamente.

La réplica del presidente de Cuba fue cerrada con un aplauso de los presentes.


DIVISIONISMO

La vocería abierta de Lacalle Pou a favor de los poderes hegemónicos y el neoliberalismo más perverso, y contra Cuba, Nicaragua y Venezuela, también fue enfrentada por Nicolás Maduro, quien pidió «pasar la página del divisionismo que se insertó en América Latina del acoso a la revolución bolivariana y ahora del acoso incesante a la revolución cubana y a la revolución nicaragüense».

Recordando que este año habrá elecciones en Venezuela, el Presidente constitucional de la nación bolivariana le dijo: «Ponga usted, Presidente Lacalle, la fecha y el lugar para un debate. Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir.

Y —agregó— «claro que hay una contradicción, presidente Lacalle, entre la OEA y la CELAC. América para los americanos, que nos consideran patio trasero, eso sigue intacto, sigue así, más allá de lo que hoy se pueda decir. Y la CELAC —afirmó entonces Maduro— es nuestro camino».

Deja un comentario