Destacadas Medio Ambiente

El Pre-Delta y El Palmar, dos parques emblemas del patrimonio natural de Entre Ríos

Las islas del Pre-Delta se formaron con sedimentos del río Paraná; mientras que El Palmar, sobre el río Uruguay, ya tiene 54 años de vida. El mes de los Parques Nacionales destacamos estas dos áreas protegidas de la Región Centro de Argentina.

Cada 6 de noviembre se celebra el Día de los Parques Nacionales, en recuerdo de un acto de enorme generosidad del perito Francisco Moreno, hace más de un siglo cuando cedió a la Argentina tres leguas cuadradas de su propiedad, equivalente a unas 7.500 hectáreas al oeste del lago Nahuel Huapi para que fueran “consagradas como parque público natural”. Años más tarde se instituyó esa fecha como el Día de los Parques Nacionales y aquellas tierras legadas por el perito Moreno son parte del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Los Parques Nacionales constituyen las áreas naturales protegidas más importantes de Argentina. Conservan la biodiversidad y los ecosistemas; protegen yacimientos paleontológicos y arqueológicos; promueven la educación ambiental, la investigación científica y el turismo de naturaleza. En ellos se garantiza la diversidad cultural y el desarrollo sostenible de las comunidades locales.

Los Parques Nacionales están divididos en 5 regiones: Noroeste, Noreste, Centro , Patagonia Norte y Patagonia Austral. Son dos las áreas protegidas de la provincia de Entre Ríos, que integra la Región Centro del país, el Parque nacional Predelta​, creado en 1966, y el Parque nacional El Palmar​, establecido en 1991.

PARQUE NACIONAL PRE-DELTA

Está en la provincia de Entre Ríos, tiene 2.608 hectáreas y es Parque Nacional desde 1991. La entrada del paraje La Jaula está a cinco kilómetros de la ciudad de Diamante (a 45 kilómetros de Paraná).

Ubicado en la ecorregión del Delta e islas del Paraná, atesora una muestra representativa de islas, arroyos, lagunas y riachos cercanos al río Paraná.

El río Paraná -que aporta sedimentos con los que se conforman las islas- es un corredor de biodiversidad que aporta en la región sureña animales y plantas de regiones norteñas como la selva misionera y el Chaco. Así modela el paisaje, otorgándole una fisonomía en constante cambio.

En el Paraje La Jaula hay un camping sencillo, luz, baños, mesadas, fogones, proveeduría, senderos pedestres y salida de las excursiones en lancha. Ideal visitarlo en otoño y primavera, con tiempo agradable durante el día y noches frescas.

  • Clima

Templado húmedo. Las temperaturas medias van desde los 23º en verano (con máximas superiores a los 40º) y los 13° en invierno (con eventuales heladas).

  • Flora

En las lagunas que se forman en las características zonas centrales de las islas, se destacan los irupés de enormes hojas flotantes. En los sitios más altos, se manifiestan los bosques ribereños de sauces criollos, timbós, alisos de río y ceibos y en las zonas de transición bosques de espinillo, pajonales y varillales de duraznillo.

En los arroyos y el río hay sábalos, dorados, surubíes y mojarras (se han registrado 185 especies de peces).
  • Fauna

El Parque Nacional ampara especies amenazadas como el lobito de río, la chanchita y una población del yacaré overo. En la selva ribereña hay aves como palomas picazuros, celestinos, brasitas de fuego y fruteros imperiales. En las aguas abiertas se ve al martín pescador grande, generalmente acompañado de chajás, patos, garzas, cigüeñas, gallaretas. Entre los mamíferos se pueden encontrar coipos, carpinchos, comadrejas coloradas y gatos monteses. Y en el agua, cardúmenes de sábalos, dorados, surubíes y mojarras (en total se han registrado unas 185 especies de peces).

PARQUE NACIONAL EL PALMAR

Está en la provincia de Entre Ríos, tiene 8.213 hectáreas, se encuentra a 70 kilómetros de la ciudad de Colón y es área protegida desde 1966.

Tiene un amplio horario de visitas y desde el Centro de visitantes parten varios senderos que llevan a la Calera del Palmar, al arroyo Los Loros, a los Miradores del río Uruguay, a la playa (con guardadas en enero y febrero) y a dos Observatorios de aves, entre otros destinos).

Fue creado en 1966 con el objetivo principal de conservar un sector representativo de palmares de la variedad yatay, que hoy representa uno de los últimos palmares de esta especie que existe en el planeta.

 

Para el avistaje de fauna, el horario más recomendado es por la tarde, a partir de las 18, para ver carpinchos (sobre la calle de acceso) y a la noche vizcachas (en el Área de Servicios). En tanto para apreciar aves, los mejores horarios son la mañana temprano y el atardecer. El Parque tiene una gran ventaja, su generoso horario: abre a las 7 y cierra a las 23.

  • Clima

Templado. Las temperaturas medias van desde los 25° en verano (con máximas que rondan los 40°) y los 11° en invierno (con heladas eventuales). Alrededor de 1.400 mm anuales de lluvia, con picos en la época estival.

  • Flora

Posee una de las muestras más importantes de los palmares de yatay que un siglo atrás cubrían una vasta zona del sur de Paraguay, Brasil y la provincia de Corrientes hasta Entre Ríos.

En las sabanas de palmeras, carpinteros, cotorras y halconcitos colorados buscan refugio y alimento en troncos y copas.

Estas palmeras hace unos siglos, ocupaban un territorio mayor en la provincia de Entre Ríos y se extendía por Chaco, Santa Fe, Corrientes, llegando a Uruguay y al sur de Brasil.
  • Fauna

En los pastizales, aves caminadoras como los inambúes se escabullen de zorros, gatos monteses y hurones. En las riberas de los arroyos y el río Uruguay pueden verse corzuelas pardas, osito lavadores y, en los arroyos, carpinchos y lobitos de río.

Entre las aves de la selva el tingazú, la urraca común y los anambés son especies comunes. En las zonas más bajas del pastizal se formas humedales temporarios con garzas, jacanas, teros y tortugas acuáticas.
En cercanías del sector de camping los lagartos overos merodean durante los días calurosos y por las noches, las vizcachas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario