Irán ataca con decenas de misiles dos bases aéreas de Irak que albergan fuerzas de EE.UU.

COMPARTIR

El ataque ocurre en medio del aumento de tensiones entre EE.UU. e Irán.

Irán atacó la madrugada de este miércoles con 22 misiles balísticos dos bases aéreas iraquíes que albergan tropas estadounidenses en respuesta al reciente asesinato del general iraní Qassem Soleimani.

La Guardia Revolucionaria de Irán inicialmente confirmó la autoría de un ataque contra la base aérea de Al Asad en Irak donde se encuentran tropas de EE.UU., pero poco después funcionarios norteamericanos confirmaron los dos ataques.

De momento no se han reportado detalles sobre los daños materiales ni de víctimas producto del ataque.

Venganza iraní

El ataque fue confirmado por Teherán afirmando que fue una venganza por el crímen contra el mayor general iraní Qassem Soleimani, asesinado en un ataque aéreo de EE.UU. en Bagdad (Irak) la semana pasada.

«Esta mañana, valientes combatientes de la Fuerza Aérea del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica lanzaron la exitosa Operación Mártir Soleimani, con el código ‘Oh Zahra’ al disparar decenas de misiles tierra-tierra sobre la base de las fuerzas terroristas e invasoras de EE.UU.», señaló la Guardia Revolucionaria iraní en un comunicado citado por los medios locales.

Además, la organización armada aseveró que los aliados de Estados Unidos en la región serán atacados si se emprende alguna acción agresiva desde su territorio, advirtiendo particularmente a Kuwait, Baréin, Arabia Saudita, Jordania e Israel.

Reacción de Washington

El Pentágono señaló en un comunicado que Teherán lanzó un ataque con una docena de misiles balísticos contra las fuerzas estadounidenses ubicadas en la provincia de Anbar y en la ciudad de Erbil, en Irak y se están evaluando los daños.

«Irán lanzó una ataque con una docena de misiles balísticos contra las Fuerzas Militares de EE.UU. y de la coalición en Irak. Está claro que esos misiles fueron lanzados desde Irán e impactaron contra al menos dos bases iraquíes que albergan militares estadounidenses», afirmó en un comunicado el asistente del secretario de Defensa para Asuntos Públicos, Jonathan Hoffman.

«Mientras evaluamos el situación y nuestra respuesta, tomaremos las medidas necesarias para proteger y defender al personal estadounidense, a nuestros socios y aliados en la región», reza el texto.

Al respecto, la Casa Blanca señaló que está al tanto de los ataques y que el presidente Trump ha sido informado de la situación mientras se monitorea la situación.

Las tensiones entre Irán y EE.UU. han aumentado significativamente tras el asesinato del general Qasem Soleimani. Un día después, el presidente iraní, Hasán Rohaní, declaró que «Irán y otros países que buscan la libertad en la región se vengarán».

Por su parte, Trump anunció que EE.UU. ha marcado como objetivo 52 sitios iraníes «algunos de muy alto nivel y muy importantes para Irán y la cultura iraní», y prometió que «serán golpeados muy rápido y muy duro» si intereses o ciudadanos estadounidenses son atacados por Teherán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *