Internacional

Macron disuelve la Asamblea Nacional, tras la victoria de la ultraderecha en elecciones europeas

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado la disolución de la Asamblea Nacional y la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas, menos de una hora después de que los sondeos a pie de urna anticiparan una holgada victoria de la ultraderecha en los comicios europeos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado la disolución de la Asamblea Nacional tras conocerse la derrota de su partido en las elecciones europeas celebradas este domingo, informan medios locales.

El resultado obtenido por el partido oficialista “no es un buen resultado para los partidos que defienden Europa”, reconoció Macron en un discurso, señalando que los movimientos “de extrema derecha […] están progresando en todo el continente”.

“En unos momentos firmaré el decreto que convoca a las elecciones legislativas para el 30 de junio, para la primera vuelta, y el 7 de julio, para la segunda vuelta”, declaró, agregando que no puede “actuar como si nada hubiera pasado”.

Los sondeos en Francia dan una clara mayoría a la ultraderechista Agrupación Nacional (RN), que obtendría casi el doble de votos (31,5 %) que Renacimiento (15,2 %), el partido gobernante del presidente Emmanuel Macron. El tercer lugar lo ocuparía el Partido Socialista con el 14 % de apoyos.

“LA PRINCIPAL FUERZA DE CAMBIO EN FRANCIA”

Marine Le Pen, líder de los diputados de RN, festejó los resultados de las elecciones y la decisión de Macron, que se corresponde con lo que había reclamado su partido.

“Estas elecciones históricas demuestran que cuando el pueblo vota, el pueblo gana”, declaró la política ultraderechista.

Recordó que las legislativas de 2022 designaron a RN como el principal opositor parlamentario, mientras que las elecciones de este domingo confirman a su movimiento “como la principal fuerza de cambio en Francia”.

Llamando a los franceses a apoyar a los candidatos de su partido en las elecciones anticipadas, aseguró que su fuerza está “lista para ejercer el poder, a poner fin a la migración masiva, a dar prioridad al poder adquisitivo, a hacer que Francia vuelva a vivir”.

El presidente de RN, Jordan Bardella, celebró la disolución del Legislativo por el mandatario conforme a su llamamiento anterior.

“Estamos dispuestos a constituir una nueva mayoría para Francia: pido a los franceses que se unan a nosotros y se involucren”, escribió el político en su cuenta de X.

“UNA ENORME BOFETADA”

Por su parte, el secretario nacional del Partido Comunista Francés (PCF), Fabien Roussel, afirmó a France 2 que “no hay que tener miedo de esas elecciones”, sino que hay que ver su resultado como “una enorme bofetada” propinada a la política de Macron por parte de “quienes votaron por las fuerzas de extrema derecha y quienes votaron por las fuerzas ecologistas de izquierda”.

Los comunistas no alcanzaron el umbral del 5 % necesario para enviar diputados electos a la Eurocámara.

MANIFESTACIÓN EN PARÍS

El resultado electoral de RN ha desencadenado una protesta callejera en París. Varios centenares de personas se congregaron en la plaza de la República para manifestar su desacuerdo con la victoria abrumadora de la derecha.

Los manifestantes empezaron a llegar a la plaza alrededor de las 22:30, donde se ondearon banderas de jóvenes ecologistas, de la unión estudiantil UNEF, del Partido Socialista, del partido Francia Insumisa y de Palestina.

Se oyeron cánticos antifascistas y llamamientos a crear un “frente popular” contra RN, informa AFP.

¿POR QUÉ MACRON DECIDIÓ DISOLVER LA ASAMBLEA NACIONAL?

En virtud del artículo 12 de la Constitución francesa, el presidente puede disolver la Asamblea Nacional después de consultarlo con el primer ministro y los presidentes de las dos cámaras del Parlamento: el Senado y la Asamblea Nacional. Tras el anuncio de la disolución, deben celebrarse nuevas elecciones en un plazo de 20 a 40 días.

Sin embargo, para poder volver a recurrir a esta ‘arma constitucional’, el mandatario debe esperar al menos un año después de las elecciones legislativas que siguieron a la última disolución.

La disolución de la Asamblea Nacional permite al Gobierno superar situaciones de crisis o bloqueo institucional, como ocurrió en 1962, 1968, 1981 y 1988, cuando hubo desacuerdos entre la mayoría parlamentaria y el Ejecutivo. La disolución de 1981, por ejemplo, fue crucial para François Mitterrand para asegurarse la mayoría tras su victoria en las presidenciales.

No obstante, ese paso también puede tener un efecto contrario al deseado. Así, cuando Jacques Chirac quería consolidar su mayoría en la Asamblea Nacional en 1997, las nuevas elecciones que siguieron a la disolución lo dejaron con una mayoría de izquierdas y la necesidad de trabajar junto con el gobierno del socialista Lionel Jospin.

Noticias relacionadas

Deja un comentario